la liga vuelve al luna park