el gordo record es mi culpa